23 de marzo de 2013

II Ceremonia entrega de los Rodolfos de Oro


VOZ EN OFF (SOSPECHOSAMENTE PARECIDA A CONSTANTINO ROMERO):
En directo (más o menos) desde el Dominion Theatre de Londres (en el que hemos reutilizado la mayor parte de la escenografía de We will rock you), bienvenidos a la II Ceremonia de entrega de los Rodolfos de Oro.


Aplausos, aplausos everywhere.

Damas y caballeros, es un placer comenzar esta noche con los incombustibles The Black Keys.


Y ahora otro fortísimo aplauso para nuestro anfitrión y presentador, Vinny Gonzo.

Sonido de grillos apareándose. Alguien carga un rifle.

VINNY GONZO: Buenas noches, queridísimos lectores. Bienvenidos a esta segunda ceremonia en la que premiaremos a lo más colorido del panorama internacional en todos los aspectos que describen los sagrados siete pecados capitales. Espero que disfrutéis...

Se apagan las luces. El público contiene un grito de asombro cuando un enorme yo-yo de esos que emiten lucecitas cuando los haces girar cae desde el techo del escenario para después volver a subir y continuar con el movimiento habitual de un yo-yo ya sea de tamaño normal o mida cinco metros de diámetro.
Tras finalizar su oscilación, el las lucecitas parpadean a toda velocidad hasta convertirse en un fogonazo que deja ciego a medio teatro y al otro medio con serios problemas de epilepsia.
El humo inunda el escenario y de pronto, de entre la espesa cortina gaseosa emerge la, nada imponente, figura de Matt Bellamy guitarra en mano, interpretando Europa de Van Halen y acompañado por un séquito de violinistas vestidas con cortinas de burdel.
Tras los últimas notas, el Dominion queda mudo de emoción y Matt se acerca a Vinny, que ha permanecido ojiplático durante toda la escena.
Matt coge un micrófono.

MATT BELLAMY: ¡¡Buenas noches, queridísimos lectores!!

La audiencia ruge emocionada. Se colapsa internet.

VG: Joder Matt, vaya entrada...

MB: ¿Qué esperabas? El año pasado me hiciste un feo muy gordo con eso de elegir a bono para presentar la gala. Me lo habías prometido.

VG: Eso fue cosa de Alex, ya sabes que no te soporta.

MB: ¿Pero por qué? Si yo soy muy buena persona.

VG: No sé, algo de Syd Barret y un vídeo de U2, creo recordar.

MB: Oh.

VG: Bueno, pero este año puedes desquitarte.

MB: Sí, es cierto. Y te lo agradezco.

VG: Gracias a ti Matt, siempre es agradable contar con alguien tan ilustre para acompañarme en la velada. Estoy seguro de que los lectores van a disfrutar mucho con esta gala. Tenemos un montón de sorpresas prepara...

MB: Bueno, bueno. ¿Empezamos? Que tengo a Kate esperándome en casa.

VG: Esto... vale. ¿Pasa algo? ¿Noche especial?

MB: En absoluto. Pero como comprenderás, entre quedarme aquí de cháchara contigo y tirarme a mí mujer, que no sé si te habrás dado cuenta pero está que se rompe de buena, la decisión es clara.

VG: ¿Y por qué has venido entonces?

MB: Porque me pagas.

VG: Acabáramos. Esta bien, empezamos.

Hail to the king!! Hail to the king!!
El primer premio de esta noche no es otro que el Rodolfo Lujurioso. Este año el galardón será otorgado una vez más con la unanimidad de todo el jurado (que recuerdo está compuesto por un servidor, Johnny Yong Bosch, que es el tío que hacía del segundo Power Ranger negro; Kate Moss, un golden retriever, el jardinero de los Martínez-Bordiú y, en sustitución de Alex, el bíceps derecho de Rafa Mora) y el ganador no es otro que el gran King Piltrafilla.

Se lo merece por llenar nuestras vidas no sólo de arte, música y una retahíla de películas de serie [inserte aquí letra entre la M y la Z] sino también de muchachas a cada cual más suculenta. Que le den al Rey en el Norte y a toda la Zarzuela. Nosotros sólo tenemos un soberano.

MB: ¿Yo?

VG: Matt, si nos vamos a pegar así toda la noche presento yo sólo.

MB: Perdón. Es que sabes que no puedo evitar ser el centro de atención.

VG: Que no se vuelva a repet...

MB: ¡¡MIRADME, SOY EL NUEVO FREDDY MERCURY!!

Vinny lanza una mirada asesina al líder de Muse. Este corresponde haciendo pucheros como un cachorrito. El regidor levanta un cartel. Los labios de toda el Dominion se abren en perfecta sincronía geométrica formando círculos y emitiendo un sonoro "¡Oooooh!" digno de la mejor serie americana de los noventa.

MB: Ya me callo. Continúa.

Kerry F#*King: Que te folle un pez polla.
VG: El Rodolfo Soberbio este año va a parar a las manos de un hombre que fue guardando todo el pelo que tenía en la cabeza para, una vez se quedo calvo como una bola de billar, agarrárselo a la barbilla. Hablamos de un hombre con un cuello que no tiene nada que envidiar al de Fernando Alonso. Hablamos de Kerry King. ¿Y por qué es el galardonado? Pues por haberle dejado claro de muy malas maneras a Dave Lombardo (¡Dave Lombardo maldita sea, el mejor batería del mundo!) que si no le gusta como hace las cosas, que ahí tiene la puerta. Y es que parece ser que a King (a este, no al de antes) no hay quien se atreva a toserle en el seno de la banda. Ni siquiera Araya que le saca medio metro y siempre ha sido la otra cabeza visible de Slayer. Kerry, esperemos que este premio te haga bajar un poco de esa nube en la que estás subido.

MB: A mí este hombre me da miedo. Mueve la cabeza a una velocidad que podría desintegrar átomos. Eso tiene que ser malísimo para las cervicales.

VG: Y que lo digas Matt.

No he tenido ninguna duda a la hora de elegir a los ganadores (sí, con 's') del Rodolfo Avaricioso. Porque en España otra cosa no, pero de embutidos vamos bien servidos y cuando se habla de chorizos no hay quien nos gane. De manera que el Rodolfo Avaricioso va para Bárcenas, Urdangarín, Pepiño Blanco, Oriol Pujol y toda la plana mayor del politiqueo rastrero ibérico. A ver si por una vez aprenden a compartir, aunque sea partiendo esta estatuilla en muchos trocitos.

Fiscal: "Señor Bárcenas, es cierto que tenía usted  22 millones de € en cuentas en Suiza."
Tony el Gordo: "¿22 millones? ¿Pero qué creen que soy, barrendero? 38 millones señor fiscal."
Fiscal: "LOL."
MB: ¿Quién es Urdangarín?

VG: El yerno del rey.* 

MB: ¿Kerry King?

VG: No, el rey de España.*

MB: ¿King Piltrafilla?

[Imaginaos que estoy hablando en inglés, que si no esto no tiene ni puta gracia.]

VG: Joder que follón. Matt, vete a plagiar a Queen un rato y déjame presentar tranquilo.

MB: ¿Cómo que plagiar? Yo sólo me inspiro en la música de una de las bandas más grandes de...

VG: Panic station.

MB: Vale. Me voy a tomar un agua con gas a mi camerino. ¿Te traigo algo?

VG: Un ibuprofeno.

Jennifer Lawrence no sólo se ha llevado un Globo de Oro y un Óscar (y en ambos destrozó un par de vestidos que tenían pinta de ser copón de caros) sino que, pese a su juventud, es elegida esta noche como merecedora del Rodolfo Glotón. Porque si hay un adjetivo que pueda definir a Lawrence, ese es voluptuosa. Por fin una mujer de verdad entre tanta muñequita de plástico con más bótox que neuronas. Por fin una auténtica jamona de caderas generosas para alegrarnos la vista. En fin, que nos la comíamos bien untada de Nutella. ¿Verdad?

La Jenni: Muchas gracias. Recibir este premio es como, buah, lo más ¿sabes?
Mucho mejor incluso que este delicioso bocata invisible que me ha hecho Jack Nicholson.

MB: Bocatas invisibles... Se me acaba de ocurrir una idea para un disco.

VG: ¿Sí?

MB: Es un álbum conceptual sobre comida de astronautas. Ya sabes, esos tubitos de pasta iofilizada que llevan. Bien pues, tratará sobre como en un futuro no muy lejano, el poder de la imaginación podrá transformar esa sustancia que se asemeja demasiado a las heces de bebé en auténticos manjares. Pero serán manjares invisibles, creando un conflicto entre los sentidos del gusto, el tacto y la visión. Lo llamaré The invisible Bretón.

VG: Sin comentarios.

Vamos a hacer un pequeño descanso de tantas emociones. Os dejamos en la inmejorable compañía de Foo Fighters, ganadores indiscutibles de la edición del año pasado:



Folgueral: A mí no me preguntes ¡sólo soy una chica! Jijijijí.
VG: Hasta última hora de ayer estuvieron muy reñidas las votaciones para el Rodolfo Envidioso. Y es que casi sobre la bocina apareció un nuevo candidato con el que no habíamos contado y que convenció casi sin esfuerzo a la mayoría del jurado. Samuel Folgueral, más conocido como Mr. Yolatengomásgrande, es nuestro flamante ganador por haber sido el protagonista de una de las maniobras políticas más vergonzosas y ridículas que un servidor había visto jamás. Para los que no estén al tanto: este señor consiguió la alcaldía de Ponferrada con el PSOE tras presentar, apoyado por un tío al que condenaron por acoso sexual hace unos años, una moción de censura contra el edil del PP. Ante el escándalo, Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del partido, le pidió a Folgueral y el resto de colaboradores que dimitieran. Y Folgueral no sólo no ha dimitido, sino que ha dejado el partido. Sí señor. Viva las listas cerradas. Olé, olé y olé. 

MB: ...

VG: ¿No vas a decir nada Matt?

MB: Es que aún estoy en shock.

VG: Lo comprendo. Continuemos.

En los tiempos que corren, con tanto desliz en las redes sociales y tanto micrófono abierto a destiempo, encontrar a alguien que no sea candidato al Rodolfo Colérico. Pero para quedarnos en casa, los ganadores no son el equipo al completo de Punto Pelota, ese programa de "fútbol" que se emite en el panfleto ultraderechista la cadena de televisión Intereconomía. Puede que ellos no sean los más cafres a nivel mundial (estoy seguro de que los italianos y los argentinos más tranquilos son mucho más forofos en sus tertulias balompédicas) pero si en este país tenemos un Mundial y una Eurocopa, ¿por qué no premiar también a la crème de la crème del periodismo de bufanda?

Roncero a punto de utilizar la MT 02: Golpe cabeza.
TOMÁS RONCERO: ¡¡¡ESTO ES UN TONGO!!!

VG: ¡Joder que susto!

TR: ¡¡Culerdo, más que culerdo!! Que sabemos de qué pie cojeas. Este premio debería ganarlo Mourinho. Lo que pasa es que habéis amañado los votos y...

VG: Tomás, con todos mis respetos, creo que te estás equivocando.

TR: A mí no me engañas. ¡Tú lo que pasa es que tienes envidia!

VG: ¿Pero envidia de qué? Si este premio es malo. Es como un Grammy Latino.

TR: Eso, encima lo reconoces. Estás haciendo esto para desestabilizar al Madrid.

Roncero se abalanza sobre Vinny.

VG: ¡¡Socorro!! ¡¡Matt, ayúdame!!

MB: ¿Llamo a Pedrerol?

VG: ¡No, a Prederol no, que la tomará con los becarios! ¡¡A seguridad mejor!!

Tras unos momentos de confusión, la seguridad del teatro se lleva a rastas a Tomás Roncero. Vinny se levanta temblando y con la americana hecha trizas. Matt Bellamy sonrié a cada cámara de fotos, cada smartphone y mira telescópica que lo enfocan.

VG: Bueno, ejem, vamos a ir terminando.

MB: ¿Puedo presentar yo al último?

VG: Sí, anda. Creo que voy a ponerme la antitetánica.

MB: Magnífico.

Equisuvepalito: Qué salao eres Matt. Vente pa'l lado
oscuro, que ya verás que bien.
Entonces seré yo el encargado de terminar con nuestros premiados. Y en este caso es el... Uy, dejadme que mire la tarjeta... ¡Ah, sí, es el Rodolfo Perezoso! Y el ganador es... Qué nervios ¿eh?... ¡Joseph Ratzinger! Menos mal que soy ateo, porque si no me sentiría profundamente atacado. Bueno, leo el comentario ingenioso sobre el premio que ha puesto Vinny en la tarjeta... Vamos a ver... "Le mandamos a Benedicto su Rodolfo a Castel Gandolfo por haber sentado precedente. Manda huevos que, para creerse el pastor elegido por Dios todopoderoso para guiar a su rebaño, en el momento en el que te notas flaquear un poco, digas que dejas el puesto. Cuadrados hay que tenerlos. Porque no les basta con estar considerado como irrefutable..." bla, bla, bla, "circuncisión masiva", bla, bla, más bla, y una serie de descalificativos que no voy a reproducir porque soy un revolucionario pero también soy inglés, y uno nunca debería perder la flema.

Entra Vinny desde la izquierda con medio brazo vendado.

VG: Ha sido peor de lo que yo pensaba. Pero bueno, creo que ya estoy bién.

MB: Ya está, he terminado.

VG: Muy bien Matt. Lo has hecho muy bien. Toma una galletita.

Vinny lanza una galleta al patio de butacas y Bellamy se lanza a por ella como si le fuera la vida ello.

A ustedes muchas gracias por compartir, un año más, esta entrega de premios. Me despido hasta la próxima entrada. Pero antes de marcharme os dejo con un muchacho que últimamente me tiene "enamoraico". Bruno Mars se sale un poco de mis círculos musicales habituales, pero él y su banda son puro espectáculo y por eso se merecen cerrar la gala de hoy.

MB: ¿Oye, ese no es LL Cool J?


Dedicado a Manolo Preciado, por enseñarnos a luchar a pesar de las derrotas.

2 comentarios:

King Piltrafilla dijo...

Joder caballero, ¡vaya pasada de entrada!, un honor... aunque viendo el elenco de premiados y el tono general del certamen .qué jartá de reír- no sé cómo tomármelo ;D

Pero nada, por supuesto que me llena de honda satisfacción aceptar este premio, que colocaré orgulloso en mi vitrina de trofeos.

Chals dijo...

je je je. muy bueno, me he reido con Bellamy, además primicia con ese nuevo disco, je je je. Saludos Vinny